BELLAS PALABRAS

RUT



Pasaje

Respondió Rut: No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tú fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios (1:16).


Oración

Gracias Señor porque siempre habrá lugar en Tus planes para gente como yo.


Declaración

El autor del libro es desconocido. Algunos piensan que fue Samuel, pero la evidencia interna sugiere que se escribió después de su muerte. Fue escrito después del período de los jueces (1375–1050 a.C.) en un momento oscuro en la historia de Israel cuando la gente vivía para satisfacerse a sí misma, no a Dios. El propósito del libro es mostrar cómo tres personas permanecieron firmes en carácter y lealtad a Dios aun cuando colapsaba la sociedad que los rodeaba.

Desarrollo

Cuando alguien dice: “Déjame que te cuente de mi suegra”, esperamos alguna declaración negativa o una anécdota humorística, porque el caricaturizar a la suegra casi siempre ha sido como objeto de burlas o chistes. El libro de Rut, sin embargo, cuenta una historia diferente. Rut amaba a su suegra, Noemí. Después que enviudó, pidió a Noemí seguirla a dondequiera que fuera, aunque eso significara abandonar su tierra. Con palabras que brotan del corazón, Rut dijo: “Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios”. Noemí estuvo de acuerdo y Rut viajó con ella a Belén. Es obvio que la vida de Noemí testificaba con poder acerca de la realidad de Dios. A Rut le atrajo ella y el Dios que adoraba. ¡Qué profundo impacto tuvo la vida de Noemí! Reflexión El libro de Rut es además la historia de la gracia de Dios en medio de circunstancias difíciles. Aun en tiempo de crisis y de profunda desesperación, hay quienes siguen a Dios y mediante ellos trabaja. No importa cuán desalentador y antagónico parezca el mundo, siempre hay gente que sigue a Dios. Para lograr sus propósitos, Él usará a cualquiera que esté listo. Rut era una moabita y Booz era descendiente de Rahab, una prostituta de Jericó. Sin embargo, su descendencia continuó la línea familiar a través de la cual vino el Mesías al mundo. Cuando vemos por primera vez a Rut, es una viuda desamparada. La seguimos cuando se une al pueblo de Dios, recoge espigas en un campo sembrado de trigo y arriesga su honor en la tierra de Booz. Al final, vemos a Rut convirtiéndose en su esposa. Cuánto nos ilustra sobre cómo depositar nuestra fe en Cristo. Comenzamos sin esperanza y somos extranjeros rebeldes que no tenemos parte en el reino de Dios. Luego cuando arriesgamos todo al poner nuestra fe en Cristo, Dios nos salva, nos perdona, reconstruye nuestras vidas y nos da bendiciones que perdurarán por toda la eternidad. El acto de Booz al redimir a Rut nos ilustra cómo Cristo nos redime a nosotros.