BELLAS PALABRAS

Evangelio según Lucas 1° Parte



Pasaje

“Jesús le dijo: Hoy ha venido la salvación a esta casa; por cuanto él también es hijo de Abraham. Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (19:9-10).


Oración

Señor doy gracias por haberte acercado a mi vida como Dios y mostrarme el camino de cómo vivir como hombre.


Declaración

Los especialistas, que consideran que Lucas utilizó el Evangelio de Marcos como fuente para escribir el suyo, fechan el tercer Evangelio en los años 70 d.C. Lucas escribió su Evangelio para asegurar a Teófilo que Dios aún obra en la comunidad cristiana fundada por Jesús. Lucas presenta la gracia de Dios según se revela en el ministerio de Jesús en la tierra. Destaca que esta gracia está al alcance de los gentiles, aun cuando las promesas relacionadas con el ministerio de Jesús se remontan a la historia de Israel (1:1-4). El rechazo de Israel no significa el fracaso del plan de Dios. Por el contrario, aunque no lo sabían, el rechazo era parte del plan de Dios desde el principio (Hch 2), la persecución de la comunidad cristiana iba a ser el medio por el cual la iglesia difundiría las Buenas Nuevas por el mundo. Jesús mismo había anunciado que esto ocurriría (24:45).

Desarrollo

Ninguno que lea este libro debe sentir que se encuentra fuera del alcance del evangelio de salvación. A través de él, Lucas presenta a Jesús como Salvador de todo el mundo. Ello es así desde la canción de Simeón sobre Jesús como “una luz... a los gentiles” (2:32), hasta las instrucciones finales del Señor resucitado a sus discípulos, en las cuales les dijo que “se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones” (24:47). El evangelio es para todos los pueblos: griegos, romanos, samaritanos y todos los demás, sin atender a su raza o condición social. No sólo es para hombres, sino también para mujeres, incluyendo a las viudas y a las prostitutas, así como para los que son socialmente prominentes. No sólo es para hombres libres, sino también para esclavos y todos los desheredados por la sociedad: los más pobres, los que no pueden valerse por ellos mismos, el ladrón crucificado, el pecador rechazado, el despreciado cobrador de impuestos.

Reflexión

Uno de los énfasis de este libro radica en mostrar su humanidad: Jesús, el Hijo de Dios, es también el Hijo del Hombre.

A Jesús le interesaba profundamente la gente y su relación con ella. Mostraba un cálido interés en sus seguidores y amigos: hombres, mujeres y niños. El amor de Jesús por la gente es buena noticia. Su mensaje es para todas las personas en cada nación. Cada uno de nosotros tiene la oportunidad de responderle en fe.

Lucas describe cómo el Hijo de Dios irrumpió en la historia humana. Jesús vivió como el ejemplo perfecto de un hombre. Después de un ministerio, proveyó un sacrificio perfecto por nuestros pecados de manera que pudiésemos ser salvos. Jesús es nuestro perfecto líder y Salvador. Brinda perdón a todos los que lo aceptan como Señor de sus vidas y creen que lo que Él dice es verdad.

Finalmente, en Lucas, hay diecisiete referencias explícitas al Espíritu Santo que destacan su actividad en la vida de Jesús y en el posterior ministerio de la Iglesia.